viernes, 18 de noviembre de 2016

En construcción


Tenemos ya 9 meses de haber empezado a dar terapias y atención a familiares y pacientes afectados por el Ictus, gracias al apoyo de otras asociaciones y de personas que nos encontramos en el camino, hemos logrado conformar un pequeño grupo con 8 usuarios.

La verdad que no ha sido difícil, pero tampoco fácil, es importante las ganas, la actitud y el trabajo en equipo. en esta entrada solo queremos hablar de la importancia del voluntario.

El voluntario para cualquier asociación constituye un valor humano inestimable, es esa persona que colabora y da lo mejor de sí, con el único interés de aportar, colaborar y dar, por donde lo miremos es valioso y gracias a ellos, se ponen en marcha muchos proyectos e ideas que a largo plazo dan sus frutos.

Ser voluntario conlleva una gran responsabilidad, sobre todo si trabajas con mayores, porque se crean lazos emocionales más allá de usuario/colaborador, se crea una familiaridad de verles todos los días, de conocerles, de escucharles y de apoyarles en un proceso de vida, por ello debemos tener conciencia de este proceso y asumir este reto con valentía, en nuestro parecer, es una experiencia de vida que  asumimos, que nos lleva a ser más sabios y nos permite abrir nuestro espíritu a otros. No es una labor para todos, sino para pocos, cabe decir que "muchos son los llamados y pocos los elegidos".

En REHABICTUS, tenemos un equipo maravilloso de voluntarios que han sido "elegidos" por voluntad propia y a los cuales agradecemos por todo el esfuerzo y ganas que le ponen a su trabajo, creando un ambiente propio para la rehabilitación, para el conocimiento y la aceptación de los procesos vitales. Queremos agradecer a todos los voluntarios y en especial a los que colaboran en nuestra asociación, que hacen de este camino, algo más creativo, amable y enriquecedor y nos ayudan a construir este sueño que es REHABICTUS.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Empezamos...



Cómo cuando llegas al mundo, y empiezas a dar tus primeros pasos, diversión, miedo, aprendizaje... así vamos, es nuestra sensación al inicio de este nuevo camino.. vamos reuniendo al equipo, creando una familia, formando una personalidad...

Desde Rehabictus nos gustaría hablar de qué es el Ictus, después de revisiones e investigar en diferentes fuentes, os dejamos una definición para nosotros bastante adecuada...
Es un trastorno brusco de la circulación cerebral, que altera la función de una determinada región del cerebro.

Son trastornos que tienen en común su presentación brusca, que suelen afectar a personas  mayores –aunque también pueden producirse en jóvenes– y que frecuentemente son la consecuencia final de la confluencia de una serie de circunstancias personales, ambientales, sociales, etc. El ictus es la segunda causa de muerte más frecuente en España, y la primera en el caso de las mujeres, como recoge el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (Geecv) de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Cada año se producen de 110.000 a 120.000 muertes en España, lo que se traduce en una muerte por ictus cada 14 minutos.

Desde la Federación Española de Ictus nos describen una de las claves en el control del ictus es la atención inmediata y especializada. Diversas fuentes muestran que el 97% de los pacientes que ha padecido un ictus no ha recibido un tratamiento adecuado, lo que incrementa el riesgo de desarrollar más lesiones neurológicas. De hecho, se estima que casi un tercio de pacientes de ictus o infarto cerebral podría salvar su vida o librarse de una grave discapacidad si fuera atendido rápidamente en las unidades específicas de esta enfermedad neurológica. El tratamiento precoz supondría salvar la vida a más de 6.000 enfermos de los 40.000 que cada año mueren en España por culpa de esta enfermedad.

Rehabictus propone el abordaje   integral y multidisciplinar del paciente con Ictus y sus familiares, por ello incluimos a terapias básica y necesarias como Fisioterapia, Logopedia y Terapia Ocupacional, conjugándolas con Musicoterapia para el /la afectado(a) y una atención psicológica y ocupacional para los familiares. Consideramos al cuidador como parte fundamental de la recuperación del paciente.

En otra entrada podremos hablar sobre la importancia de las terapias y su aporte en los aspectos físicos y emocionales de los afectados.